Peperina
Blog PP Mujeres de Colchagua Titulares

MAYOR KARLA PIÑA BRAVO: “MUCHAS SANTACRUZANAS SIENTEN ORGULLO QUE UNA MUJER OCUPE ESTE CARGO»

Siendo presidente de la República Carlos Ibáñez del Campo, funda en 1927 el Cuerpo de Carabineros de
Chile. Pasarían 95 años para que esta destacada oficial colchagüina se convirtiese en la primera mujer en la historia en liderar la Segunda Comisaría de Santa Cruz. Asumido el cargo de Comisaria en enero del 2022, bajo su mando también se encuentran otros seis destacamentos, ubicados en Chépica, Lolol, Pumanque, Peralillo, Población y Palmilla.

 
POR PAULO ARAYA V. | ÁLVARO TELLO
FOTOGRAFÍA CLAUDIA MATURANA N.
 
 
Su llegada a Santa Cruz generó de manera casi inmediata un especial vínculo con la comunidad, dado que la Mayor es oriunda de esta ciudad. “Toda mi enseñanza básica y media la cursé aquí, en el Liceo María Auxiliadora; salí del colegio a los 17 años y postulé en cuarto medio a la Escuela de Carabineros”, indica la uniformada.

En su anterior destinación, fue instructora en la Escuela de Suboficiales de Santiago, durante tres años, como comandante de escuadrón. Además, se desempeñó en comisarías de la Región Metropolitana y Alto Hospicio. La oficial cuenta con casi 21 años de trayectoria profesional al servicio del país, cumpliéndolos en febrero de 2024.

Para la mayor de Carabineros, casada y madre de dos hijos –Agustina y Benjamín–, “es importante atender a las personas que van a la comisaría, como si fueran un familiar. Hay que ponerse en el lugar del otro. La empatía es relevante. Las personas quieren ser escuchadas”, señala Karla Piña, quien forma parte de esta institución que ha subido su aprobación en términos de confianza ciudadana durante los últimos años. En diciembre del 2019, según la encuesta del Centro de Estudios Públicos (Cep), un 17% de las personas manifestaba tener “mucha o bastante confianza” en Carabineros de Chile. En julio de 2023, ese atributo ascendió a un 52%.

Mayor ¿ser pionera representa un peso extra para usted?

Es posible. Fue noticia ser la primera mujer en este cargo. Al ser la primera, todos los ojos están puestos en ti. En muchas oportunidades, se me han acercado personas en la calle y me han manifestado que sienten cariño por Carabineros. Muchas santacruzanas sienten orgullo que una mujer ocupe este cargo. Estoy repitiendo lo que me han dicho reiteradamente. Se siente el afecto hacia la institución y eso, como una persona nacida en Santa Cruz, significa una gran responsabilidad. Es una gran tarea cumplirle a la ciudadanía. Para eso hay que trabajar con profesionalismo, junto a mi equipo, a esos carabineros que dan tanto para que nuestro país sea un mejor lugar.

Asimismo, estoy dando y daré lo mejor de mí en esta tarea. Me gusta ser accesible, porque soy una persona común y corriente. Conversar con las personas y genera lazos de confianza, también ayuda a la labor policial. Mi autocrítica es ser muy perfeccionista, pero eso también me ha ayudado en mi carrera.

 

¿Tiene una sensibilidad distinta para enfrentar delitos como el femicidio o la violencia intrafamiliar? 

Sí, por supuesto, sobre esos y sobre todos los delitos. Las mujeres me dicen que se sienten tranquilas, porque las escucho. Que estemos cerca y al servicio de las personas, es parte de lo que quiere de nosotros nuestro Alto Mando. Respecto de delitos cometidos contra la mujer, recuerdo un caso que me marcó mucho. Fue una investigación sobre un caso de violación, ocurrido en la Región Metropolitana, el año 2006. Había egresado hace poco, era subteniente. Puse y pusimos todas nuestras energías en encontrar al autor del delito y lo logramos. Es cierto que ese daño no lo voy a reparar nunca, pero uno se queda con la sensación que pudo dar lo mejor y que, al menos, el responsable quedó tras las rejas.

¿En qué le ha aportado a su trabajo, conocer el territorio de su jurisdicción?

En muchas cosas. Es muy útil conocer el terreno. Por ejemplo, uno ya conoce los sectores que pueden ser más complicados. Además, las personas me conocen, tienen la confianza de llegar a mí, tienen esa tranquilidad para entregarnos información. Yo siempre hago el llamado para que las personas hagan las denuncias, inclusive anónimas y les doy la tranquilidad de que sus datos, obviamente, serán resguardados.

 

¿Cómo evalúa el plan cuadrante?

Muy bien. Es una buena instancia, porque la gente tiene bien definidos sus sectores. Cuando se hacen  reuniones con las juntas de vecinos y la Unión Comunal del Adulto Mayor, trato de asistir o en caso contrario va un representante, y la idea es que cada vecino conozca su cuadrante. ¿Cuál es la idea? Que el Carabinero que sale a servicio opere en ese cuadrante y comience a conocer a su gente. En Santa Cruz tenemos el cuadrante 1 y 2, el cuadrante 1 es mi sector, conozco a la gente, a las juntas de vecino, sus representantes y ellos nos entregan muchas veces información, dónde se cometen delitos, tráfico de drogas, o dónde se producen hechos de violencia intrafamiliar que, por cierto, tenemos bastantes casos.

 

¿Cuál de esos delitos se ha tornado frecuente y cuáles son las
medidas?

Cuando llegué el delito más frecuente era el ingreso a viviendas no habitadas, lo que se explica por la temporada de vacaciones. Hoy nos afecta el delito de hurto. Como medida constante tenemos mensualmente una sesión S.T.O.P. (Sistema Táctico Operativo Policial) en la Prefectura de Colchagua, y con el analista que existe en cada comisaría revisamos el tipo de delito que ocurre mayormente en la comuna, el tramo horario, los días que están ocurriendo. Esta información se extrae en base a las denuncias, por eso el llamado es a realizar lasdenuncias, de lo contrario no podemos focalizar dichos delitos. Podemos disminuir su frecuencia, pero la comunidad debe aportar a Carabineros esa información y no dar simplemente las cosas como perdidas.

 

 

“SIEMPRE HAGO EL LLAMADO PARA QUE LAS PERSONAS HAGAN LAS DENUNCIAS, INCLUSIVE ANÓNIMAS Y LES DOY LA TRANQUILIDAD DE QUE SUS DATOS, OBVIAMENTE, SERÁN RESGUARDADOS”.

¿Cómo se lleva a cabo el Sistema Táctico Operativo Policial?

Vamos a la práctica. En las sesiones S.T.O.P. se reúnen los alcaldes, encargados de seguridad comunales y prevención del delito, los Comisarios de cada prefectura, fiscales, también hemos invitado a nuestro General de Zona. Es un equipo de trabajo que establece compromisos de mitigar y bajar la incidencia de los delitos, en que cada mes vemos si dimos cumplimiento a ese compromiso. Nos enfocamos en sectores, tramos horarios y logramos comprobar que efectivamente el delito disminuyó en un 100% durante ese mes. Esto no quiere decir que se ignoren las denuncias por otros delitos, porque S.T.O.P. es uno de los tantos servicios aparte que lleva a cabo nuestra institución y que está dado por ley. Las sesiones S.T.O.P. se realizan nivel nacional.

 

El trabajo siempre deja un legado, ¿Qué le gustaría heredar a quiénes tiene hoy bajo su mando?

Uno forma, y siempre les he inculcado a mis carabineros ser profesionales, hacer las cosas bien y ser cercanos a la comunidad, porque nosotros nos debemos a ellos. Como dice nuestro General Director, somos Carabineros de todos. Desde el comienzo les he recalcado a mis carabineros que debemos atender a las personas como si fuesen un familiar, ser empáticos y no indiferentes, ponerse en el lugar de ellas, porque a quienes son víctimas de la delincuencia, les queda una sensación de inseguridad que perdura por mucho tiempo, y muchas veces requieren algo más que dejar una denuncia, necesitan ser escuchados.

 

Después de una compleja etapa, la institución ha vuelto tener el reconocimiento transversal de la ciudadanía. Sin embargo, no deja de ser una profesión de mucha exposición y no siempre comprendida. Bastante ingrata, pero fundamental, sobre todo en la actual contingencia del país, por cierto. En ese escenario, ¿cómo se alienta a Carabineros a enfrentar tareas de riesgo cotidiano?

Siempre uno toma la cuenta del personal y hacemos reuniones mensualmente. En cada una de mis destinaciones, permanentemente he inculcado a mi equipo que nunca olvidemos que tenemos familia. Generalmente, motivados por la convicción y el compromiso que hemos asumido con la ciudadanía, nuestro ímpetu y vocación de servidores del orden público nos hace enfrentar procedimientos con bastante adrenalina. Frente a un llamado de asalto o un asesinato, por ejemplo, decimos ¡Vamos a cumplir con nuestro deber! Pero debemos pensar que detrás se encuentran nuestras familias, esposos, padres e hijos, esperando que lleguemos a casa. Por otro lado, está la responsabilidad con la que se debe actuar profesionalmente, donde antes de ir a un procedimiento se debe analizar la situación y, dependiendo del caso, si se necesita apoyo, hay que pedir la respectiva cooperación y hacer un trabajo en equipo y no individual. Tenemos plena conciencia del riesgo que vivimos, de lo que significa salir todos los días a la calle a cumplir con nuestro deber. A pesar del cuestionamiento de muchos actores de la sociedad, desarrollar nuestro trabajo y nuestras funciones de la mejor forma posible, de manera profesional y comprometida, nos ha llevado a recuperar la credibilidad de la sociedad para con Carabineros de Chile; a diario, miles de mujeres y hombres que conformamos esta institución entregamos lo mejor de nosotros para seguir construyendo un mejor Chile. Esa es la línea que nos ha marcado nuestro General Director, y en esa tarea nos enfocaremos.

“A DIARIO, MILES DE MUJERES Y HOMBRES QUE CONFORMAMOS ESTA INSTITUCIÓN ENTREGAMOS LO MEJOR DE NOSOTROS PARA SEGUIR CONSTRUYENDO UN MEJOR CHILE”

Posts Relacionados

Miguel Torres Chile celebra 40 años de pasión por la viticultura chilena

Editor Peperina

VALE CAMILA: ESCUCHANDO UN DIARIO DE VIDA

Sebastián Pino

Juan Cameron: O el discurso de la ballena azul

Sebastián Pino
Cargando...