Peperina
Mundo Vino

Cristina Álvarez G., Presidenta Mujeres del Vino de Chile: “Queremos contribuir al ecosistema del vino chileno”

Al cumplir siete meses en su nuevo rol, la actual líder de la primera colectividad de mujeres del país que busca generar comunidad en torno al vino, se refiere al actual escenario del sector y a los principales desafíos que desarrollan para visibilizar la participación de sus integrantes y marcar rumbos asociativamente.

POR JOAQUÍN CUBILLOS G. | FOTOGRAFÍA CLAUDIA MATURANA N.

En un país donde el vino es el embajador indiscutido de nuestra identidad cultural y económica, las mujeres están emergiendo como fuerzas transformadoras en el quehacer vitivinícola. Desde el viñedo hasta la bodega, desde la producción hasta su comercialización, las vemos desempeñando roles cada vez más prominentes, liderando profesionalmente proyectos emocionantes y sustentables, altamente reconocidos a nivel nacional como alrededor del mundo, promoviendo así un cambio en un sector históricamente protagonizado por hombres.

Una evolución paulatina, pero que sin duda refleja que reconocer la inclusión de la mujer es esencial para el crecimiento y el éxito continuo del sector. Visión que es ampliamente compartida por la presidente de la Asociación de Mujeres del Vino de Chile –MUV–, Cristina Álvarez, para quien hoy en día “no sólo desarrollamos roles en la viticultura, enología y dirección de bodegas, también destacamos en áreas como la comunicación del vino, investigación, historia, educación, enoturismo, entre otras. Pero, aunque veamos un aumento significativo en la cadena de valor, aún tenemos bastante por hacer, enfocándonos en que nuestra participación, mediante las diferentes profesiones u oficios, sea más equiparada en el amplio sentido de la palabra», asevera.

Para la periodista y sommelier profesional, –a cargo de liderar las próximas acciones de la colectividad hasta el 2025–, es precisamente aquí donde MUV Chile juega un rol fundamental, al ser la primera plataforma profesional de mujeres para generar comunidad

en torno al vino, aportando desde las distintas esferas posibles. Por eso, “nos hemos propuesto centrar esta gestión teniendo mayor presencia en regiones, relevando el quehacer vitivinícola a través de la participación activa de nuestras asociadas en los diferentes territorios. Queremos, además de crecer en cantidad de socias, potenciar un crecimiento que nos beneficie profesionalmente a todas, visibilizándonos, teniendo siempre como base nuestros valores -inclusión, colaboración, trascendencia, integridad, transparencia y creatividad, como gestoras de ideas-. Queremos ser un colectivo diverso que contribuya al ecosistema del vino chileno”, señala Cristina.

Así, las diferentes miradas y movimientos hacia la igualdad de oportunidades, están transformando no solo la cultura laboral de casas viñateras y empresas relacionadas, también la disposición y la innovación en la producción vinícola. Lo cual, “nos impulsa como MUV Chile, más allá de fomentar la colaboración y el empoderamiento en nuestras asociadas, también a llegar a otras mujeres del sector vitivinícola, poniendo de manifiesto todo lo que hacemos, creando espacios donde podamos compartir conocimientos, experiencias y recursos”, dice su presidenta elegida en noviembre de 2023 gracias a votos de asociadas presentes en Chile y el extranjero.

EMPODERAMIENTO: UN CAMINO DE CAMBIOS Y TRANSFORMACIÓN

Y los desafíos no terminan, pues la escena del vino sigue experimentando muchos cambios en los últimos años, en la mayoría de los países productores y donde por cierto Chile no está exento. Comenzando por las consecuencias dejadas por la pandemia, sumadas a los conflictos bélicos que parecen no terminar, los efectos del cambio climático, la inflación en el mercado doméstico y las nuevas tendencias que han impactado además en el consumo.

“Hoy los esfuerzos están centrados en buscar alternativas efectivas y eficientes para revitalizar al rubro. Para nadie es desconocido, que estamos en medio de la que se reconoce como una crisis sin precedentes en la esfera vitivinícola, donde la baja en las exportaciones y un inédito sobre stock, ha generado estragos impensados para algunos. Pero no es la primera, ni será la última. Y es justamente, en momentos de crisis, donde dicen que la creatividad vuela alto, por eso hoy más que nunca estoy convencida en la búsqueda de estrategias basadas en la educación en torno al vino y la asociatividad en sus diferentes formas e involucrados, siendo estos factores claves para generar grandes cosas”, asevera Cristina.
Conocedora de ello, se refiere a las diferentes corrientes que surgen en el ambiente, manteniendo a hombres y mujeres de cabeza trabajando por destrabar e impulsar al sector. “Desde la adopción de prácticas sostenibles en el viñedo y la bodega, donde la agricultura regenerativa cobra fuerza sumando más adeptos entre grandes y pequeños productores, incluso en cultivos diferentes a la vid. También surgen voces para aumentar propuestas de producción de vinos orgánicos y naturales, ya que nuestro país posee barreras naturales y características privilegiadas que protegen al agro, y en este caso, a las viñas de ciertas enfermedades. Asimismo, ya se aplican medidas en la distribución del vino, para la reducción de la huella de carbono y la implementación de técnicas eco-amigables”, indica la líder de MUV Chile.

“NO SÓLO DESARROLLAMOS ROLES EN LA VITICULTURA, ENOLOGÍA Y DIRECCIÓN DE BODEGAS, TAMBIÉN DESTACAMOS EN ÁREAS COMO LA COMUNICACIÓN DEL VINO, INVESTIGACIÓN, HISTORIA, EDUCACIÓN, ENOTURISMO, ENTRE OTRAS.”

Pero aún más, para la periodista es la oportunidad de seguir potenciando los recursos que ya se tienen, “la diversidad y la identidad alrededor de cada una de las regiones vitivinícolas, cada una con sus atributos propios, con una riqueza única entorno al turismo del vino y su gastronomía típica. Ahora con mayor razón, es momento de acercar aún más el vino a los consumidores, a través de experiencias enogastronómicas que aporten vivencias sublimes, armonizando la degustación con el aprendizaje y el entretenimiento, con vinos más frescos y fáciles de beber, con etiquetas entretenidas para llegar a los más jóvenes. Contribuir desde nuestras especialidades a que el enoturismo se viva como una forma de desarrollo que permita a los territorios, crecer en lo social, económico y cultural. Y en todo ello, de seguro habrá una mujer chilena que de alguna manera esté liderando o impulsando”, subraya la profesional colchagüina.

Es por esto que, para el actual directorio de MUV Chile liderado por Cristina Álvarez, el empoderamiento de sus asociadas va de la mano, por ejemplo, con propiciar su participación en instancias de capacitación y conocimiento, realizadas entre ellas mismas y también en asociatividad con diferentes organismos o profesionales del rubro, a nivel nacional o internacional. “También estamos potenciando más posibilidades para generar recursos propios, que nos permitan justamente en este sentido, acceder a más beneficios para todas, y con ello, sientan que, además de aportar al crecimiento económico del país a través de sus propios oficios y profesiones, unidas también contribuimos a la diversidad y a la excelencia en el mundo del vino”, indica. Así, la prioridad es fortalecer a su comunidad, para luego seguir trabajando en convocar a más mujeres del vino del país.

“TAMBIÉN ESTAMOS POTENCIANDO MÁS POSIBILIDADES PARA GENERAR RECURSOS PROPIOS, QUE NOS PERMITAN JUSTAMENTE EN ESTE SENTIDO, ACCEDER A MÁS BENEFICIOS PARA TODAS”.

Esto apoyado en el despliegue de un Plan de Acción construido a partir de “una consulta de intereses que recientemente aplicamos a nuestras socias, porque para nosotros es fundamental saber más de sus expectativas, lo cual nos ayudará a destinar esfuerzos durante nuestra gestión para promover el desarrollo y difusión de proyectos territoriales en zonas patrimoniales, todo a través de cada una de nuestras actuales comisiones: MUV Social, Comunicaciones, UVA, Regiones y Patrimonio. Y con ello, poder conectarnos mejor con productores y consumidores, a través de la participación en actividades culturales, instancias educativas y de promoción, siempre en el marco del consumo responsable y consciente del vino chileno”, concluye la presidente de MUV Chile.

ACERCA DE MUV CHILE

En 2019, un grupo de profesionales apasionadas por el vino se unieron para dar vida a la Asociación de Mujeres del Vino Chile, convirtiéndose en una organización social independiente integrada por mujeres, que promueve la cultura del vino a través de instancias significativas y recíprocas que inciden en el crecimiento de sus miembros y la sociedad. Actualmente son 105 asociadas que participan activamente –de un total de 161 inscritas–. Como cada año desde su fundación, reciben nuevas postulaciones para pertenecer a la asociación, dirigidas a personas

ligadas al rubro vitivinícola nacional interesadas, y que se desempeñen en sus diversas áreas.
Uno de sus más grandes hitos, es haber firmado en sus primeros años un acuerdo en la Primera Convención Internacional de Asociaciones Femeninas del Vino en el marco de la Feria SIMEI 2019 en Milán, formando parte de una red colaborativa a nivel internacional que acoge a 12 asociaciones del vino en el mundo.
En 2023, se llevó a cabo la 3a Encuesta Nacional MUV ¿Cómo están las mujeres del vino en Chile?, arrojando información sobre el desarrollo de ellas en el ámbito vitivinícola, permitiendo por tercer año consecutivo diagnosticar la situación real del sector, comprender sus necesidades más relevantes y poder tomar acciones para apoyarlas, sin distinción.

Más información en @mujeresdelvinochile.

Posts Relacionados

Viña Emiliana: 20 Años de viticultura sustentable

Editor Peperina

¡Y que viva la torontel

Editor Peperina

SANTA CRUZ CONVENTION BUREAU: TURISMO MICE DE EXCELENCIA EN EL VALLE DE COLCHAGUA

Editor Peperina
Cargando...