Peperina
Blog PP

Proyecciones para una región próspera.

La Región de O’Higgins es la tercera más pequeña en extensión en el país, y la sexta con mayor población, lo que la convierte en la cuarta más densamente poblada, con 61,6 habitantes por Km2. Con una extensión de 16.387 Km2 de superficie, el censo de población realizado en 2017 contabilizó un total de 914.555 habitantes en la región, y de acuerdo con las proyecciones que realizó el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) el año 2022, dicha cifra alcanzó a 1.009.552 habitantes, lo que representa el 5,1% de la población del país. De esta población, un 74,4% vive en áreas urbanas y un 25,6% en áreas rurales. Además, sólo un 6% provendrían de pueblos originarios.

Por años se caracterizó a la Región del Libertador Bernardo O’Higgins como región minera, esto por la presencia del mineral El Teniente en la Cordillera de Los Andes, en la comuna de Machalí, sin embargo, con el paso del tiempo se demostró que esta región es mucho más que cobre.

Hoy gran parte de la actividad económica proviene de la actividad silvoagropecuarias y el turismo, con un importante número de empresas transnacionales de productos hortofrutícolas que poseen plantas de empaque para la exportación. Las condiciones de suelo y clima explican el desarrollo agropecuario de esta región, que representa el 10% de las hectáreas cultivadas a nivel nacional.

Estas están destinadas preferentemente a cereales y frutales, lo que explica que aquí se concentre el 32% de la superficie de semilleros y el 21% de la superficie de viveros del país. O»Higgins presenta un gran potencial turístico todavía no explotado, desde la cordillera al mar como lo son sus playas, reconocidas mundialmente para la práctica del surf y en el desarrollo del enoturismo en los valles de Colchagua y Cachapoal, que aportan de manera importante a que Chile sea el quinto mayor productor de vino del mundo.

TAL VEZ UNO DE LOS PRINCIPALES DESAFÍOS DEL SECTOR, ES EL DESARROLLO DE UNA AGRICULTURA MODERNA, EFICIENTE Y SOSTENIBLE.

Conocido por todos, el desarrollo del enoturismo regional, que, de la mano de destacados viñedos, ha logrado atraer un importante número de turistas nacionales y extranjeros. Lo mismo ocurre con la producción de frutas y hortalizas, que ganan cada vez nuevos y exigentes mercados internacionales.
El sector agrícola representa un 12,9 del PIB regional y además la agricultura regional aporta un 19% del PIB agrícola nacional.

Tal vez uno de los principales desafíos del sector, es el desarrollo de una agricultura moderna, eficiente y sostenible, que permita resistir el cambio climático, fundamental para el futuro de la región, sobre todo porque un 87% de los agricultores son medianos o pequeños productores.

Sin duda que lo anterior nos presenta nuevas oportunidades, pero también nuevos desafíos. Si bien es cierto, estamos al debe en materia de innovación y competitividad, sin embargo, nuevas instancias, como la instalación y consolidación de la Universidad de O’Higgins en el territorio, o el Centro de Estudios Avanzados en Fruticultura CEAF y el Centro de Investigación y Desarrollo Agrícola de la Región de O’Higgins serán un aporte tremendo para acortar esta brecha. Del mismo modo, se está dando inicio a dos importantes proyectos financiados por Corfo y agenciados por Gedes (Agente Operador Intermediario de Corfo), que vienen a aportar con propuestas de valor al desarrollo económico regional. Por un lado, está el proyecto “Acelera Chile, Región de O’Higgins”, cuyo objetivo es acelerar, mediante acompañamiento, asistencia técnica, acercamiento a redes de fomento productivo y/o financiamiento, el desarrollo y crecimiento de empresas ubicadas en territorios de oportunidades, agregando y reteniendo valor; y por otra parte, el “Programa de apoyo a la atracción de inversiones en O’Higgins”, el cual propone establecer una capacidad de gestión regional que permita aprovechar las distintas oportunidades de desarrollo que la Región de O’Higgins presenta, fortaleciendo sus ventajas comparativas particulares y combatiendo las barreras que limitan el clima de inversiones existentes en la región, buscando así incrementar las inversiones privadas.

La Región de O’Higgins busca hoy un crecimiento sostenible, que permita a sus habitantes una mejor calidad de vida, donde las oportunidades productivas y económicas permitan mirar el futuro de manera optimista. La articulación público–privado es y será fundamental para el logro de estos objetivos. El reto es trabajar en torno a metas desafiantes, que beneficien al mayor número de personas y al desarrollo efectivo de todo el territorio regional, con acciones y decisiones que apoyen el desarrollo económico a largo plazo, impulsando un crecimiento económico que genere riqueza equitativa sin perjudicar los recursos naturales.

POR: SERGIO CASTRO MONARDES
GERENTE GEDES
REGIÓN DE O ́HIGGINS

 

 

Posts Relacionados

SANTA CRUZ CONVENTION BUREAU: TURISMO MICE DE EXCELENCIA EN EL VALLE DE COLCHAGUA

Editor Peperina

Amigos Patitas Chépica: Nueve años de Amor y Sacrificio

Editor Peperina

SARGENT AGRÍCOLA: MAQUINARIA PARA EL FUTURO

Editor Peperina
Cargando...