Peperina
Tendencias Titulares

Francisco Vidal Política, Rating y “La cueca en pelotas”

En su extraordinario cuento “Funes el memorioso”, Borges relata la historia de un hombre condenado a recordar incluso por sobre el límite de las potencialidades humanas: “Más recuerdos tengo yo que los que habrán tenido todos los hombres desde que el mundo es mundo”, advierte el protagonista. En este lado de la cordillera, Francisco Vidal Salinas (1953) parece convertirse en nuestro propio Irenio Funes criollo. De memoria prodigiosa, con una reconocible capacidad de relacionar y analizar hechos, este asumido “rostro” de la política nacional (el apelativo es suyo) ha navegado de manera ininterrumpida las agitadas aguas de la historia chilena de las últimas décadas, casi como un verdadero personaje borgeano: militar, profesor de historia, académico, político, comunicador y actual presidente del directorio de Televisión Nacional de Chile (TVN); pero, por sobre todo, pieza importante de este intrincado mapa que es el Chile postdictadura.

Por Patricio Morales l., Patricio Espinoza h. | Fotografía Claudia Maturana N.

Es otoño de 2024 en Santiago de Chile y Francisco Vidal nos recibe en su casa. Como si retomáramos una conversación pendiente, nos invita a sentarnos a su terraza en torno a un café. “Pregunten lo que estimen, muchachos. Todo será respondido”, nos dice con tono directo, seguro y lúcido, el mismo que lo caracterizó a lo largo de su carrera pública como ministro de Estado en las diversas carteras que lideró (Interior, Secretaría General de Gobierno, Defensa Nacional), así como en los paneles de radio y televisión donde es un permanente invitado para analizar la contingencia nacional.

Desde luego, iniciamos con la propia historia del historiador: sus primeros años en el Liceo Alemán de Santiago.

Entré a un colegio particular pagado, con una historia bien particular. Primero, los curas eran del a congregación del Verbo Divino. Yo entre entré los años 62/63. Entonces estos curas tenían oferta para los niveles sociales: la cuiquería, el Verbo Divino; la clase media ya muriéndose –como era mi caso–, el Liceo Alemán; y la escuela El Pinar, para el mundo popular. El Liceo Alemán era un liceo para la élite, pero 20 años antes de que yo entrara. A modo de ejemplo, en la entrada del colegio había un cuadro de honor: habían sido alumnos Monseñor Silva Henríquez, Carlos Altamirano, Clodomiro Almeyda, el coronel Labbé, etc. Pero ese público se fue al Verbo Divino, nos quedamos los que vivíamos más cerca, hijos de empleados públicos, etc. La mayoría de los curas eran sobrevivientes de la II Guerra Mundial, alemanes. Y yo creo que se fueron a cura por los traumas de la guerra.

Luego, en un movimiento algo sorprendente, a la Escuela Militar.

Sí. De ahí me fui a la Escuela Militar, estuve dos años. Ojo, la Escuela Militar del 69 y 70. Me vino el bajón y quise volver al Liceo Alemán, pero no me dejaron los curas, y terminé en un liceo público: Liceo 11 de las Condes. En la Escuela Militar mi Comandante en Jefe era Sergio Castillo Aránguiz. Llegó el tacnazo, lo cambiaron por Schneider. A mí me tocó vivir el asesinato de Schneider el 22 de octubre del 70’ y terminé con Prats. Pero quiero decirte, por la época, que el brigadier de mi compañía era Erwin Dimter Bianchi, uno de los asesinos de Víctor Jara, (hoy en Punta Peuco); mi comandante de escuadra, fue Armando Fernández Larios; mi Alférez Mayor, Óscar Izurieta; el sub alférez más famoso (un gran cantante en las kermeses de aquellos años), Álvaro Corvalán. ¿Qué tal? Y todo mi curso egresó en agosto de 1973, por eso tengo cinco o seis compañeros en Punta Peuco. ¿Qué tal?

Unas joyas. No diremos que blancas palomas.

Así es. De esas experiencias vas acumulando: la violencia en el trato de los alumnos, la rigidez de la “evangelización”. Me tocó, además, los dos últimos años de Frei Montalva. Cuando uno mira la historia, el ejército fue muy disminuido por Alessandri y Frei Montalva en término de remuneraciones, equipamiento, etc. Los oficiales ganaban una miseria, viví esa etapa y esa bronca cultural del uniformado con el civil.

“OCURRE QUE FALTA DECISIÓN. EN TEMAS DE SEGURIDAD, SI TIENES UN TREMENDO PROBLEMA, DEBES ROMPER HUEVOS”.

¿Y su archi citado paso a de la derecha a la izquierda?

Salí de la Escuela Militar y caí en el único colegio que me recibió: Liceo 11 Las Tranqueras, con predominio de la derecha, por supuesto. En una asamblea me tocó hablar. Entonces, luego se acercó un amigo y me preguntó si me interesaba la política: “por supuesto”, le respondí. Ahí entré a la Juventud Nacional. Llegué a ser jefe nacional de los estudiantes particulares de la JN en 1973, en paralelo a (Andrés) Allamand que era el jefe de los liceos fiscales. Lo otro que me sirvió en esa pasadita es que parte importante del discurso de la derecha, del partido nacional, contra la UP, los valores que decían defender, se les olvidaron el 11 de septiembre en la tarde.

Y de pronto, una realidad completamente distinta, el Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile.

Entro al pedagógico y me encuentro en la carrera de historia. Todos los profesores pinochetistas, salvo uno, y ahí se produjo el cambio. Era tan evidente la manipulación que empezamos a leer, con otros compañeros, lo que se nos prohibía leer en clases. Ahí estuve entre el 74 y el 78. En el pedagógico, no te podías juntar con más de 4 personas ni para comer, ni para estar en el patio. O ibas por un pasillo y un guardia te hacia dar vuelta el maletín. También fue una época de muchos “soplones”. A un amigo mío, del PS (Partido Socialista) le encargaron que me chequeara. Estuve meses en esa tarea, porque mis antecedentes eran horrorosos pues: Escuela Militar, Juventud Nacional, muy sospechoso.

Vamos a las problemáticas de “la polis”. Si usáramos a jerga futbolera, usted sería un verdadero todocampista político, ha ejercido innumerables cargos, ocupado variadas posiciones en el campo de juego, incluso al límite del cuestionamiento por la idoneidad para el ejercicio de tales funciones. Hay costos en todo ello, ¿no?

Por definición ser público ya tiene costo. La exposición es tremenda. Te lo resumo. En 2010, mi hijo egresaba del San Ignacio, con un compañero robaron unos celulares y otras pertenencias a sus compañeros en la fiesta de graduación, a modo de broma, dijeron ellos. Los descubrieron y todo esto salió en la prensa. Miles de tweets que decían “¡tan ladrón el hijo como su padre!”. Esto es parte de la vida.

¿Cómo se lidia con aquello?

Yo lo meto en el conflicto político, es parte de esa lucha permanente. Y como yo soy un “rostro”, obviamente la exposición es mayor. A todos quienes han sido ministros les pasa lo mismo, un poco más un poco menos, pero te expones. Durante los últimos 20 años, he tenido dos o tres incidentes en la calle.
En los medios, por ejemplo, yo le respondí al Rumpi. Y también a Sergio Melnick, ex ministro de Pinochet, él me sacaba la cresta todos los días. Aunque no tengo redes sociales, yo les contesto pues, les contesto cuando sea posible. Me manejaba con una cuenta de Twitter con 150 mil seguidores, pero me aburrí porque después de cada frase mía, venían diez sacadas de cresta… ¡Qué sentido tenía! Esto es parte del combate, obvio.

“SI LA ELECCIÓN FUESE EL DOMINGO, LA PRESIDENTA SERÍA EVELYN MATTHEI. SI NO TIRA PARA ARRIBA CAROLINA TOHA, (LA CANDIDATA) VA A SER MICHELLE BACHELET, NO PORQUE ELLA QUIERA, SINO COMO RESERVA”.

Y en el plano de la llamada política contingente, ¿cuál es su juicio sobre el actual gobierno? ¿Hay fallas reconocibles en la administración de Boric?

Entre otras cosas, cuando llegaron chocaron con la realidad. Te voy a poner un ejemplo, Izkia Siches. Yo no la conozco. El asunto es ¿qué pensó ella al partir a Temucuicui?: “Aquí llegamos nosotros, los de verdad, y me están esperando con un asado”. La recibieron a balazos. Acuérdate que el presidente no quería Estado de Excepción, hasta que la realidad se le impuso; acuérdate que estos muchachos querían refundar Carabineros, pero Carabineros nunca ha estado mejor que hoy en cuanto a equipamiento (ríe).
La vida colocó a estos muchachos en una situación que no se aprende en la universidad. Y segundo es que, a pesar de ser bien formados, no saben lo que es la correlación de fuerzas, lo que es o no posible. Un ejemplo –que lo he discutido con ellos– es la reforma previsional. Y a lo anterior, súmale lo que significa enfrentar las pugnas políticas entre tantos partidos de la coalición por la portería de Chuchunco, la delegación presidencial de más allá o la Seremi de Santa Cruz. Tremendo.

Exceso de soberbia…

Soberbia ya no. Y con esta realidad que enfrentan, menos. La sensación de que “nosotros sí”, les pasó la cuenta. Mira quién es la ministra del Interior, mira quién es el ministro de Hacienda, mira quién es el ministro Secretario General de Gobierno. ¡La vida!

 

TVN, LA EDITORIAL DE TODOS CHILENOS

¿Qué tan real es la crisis por la que atraviesa TVN?

Es real, pues ocurre que el canal está en el marco de una crisis de la industria. La industria de la tv abierta vive del avisaje, incluyendo Televisión Nacional. En 2023, los avisadores gastaron 900 mil millones en publicidad, pero en distribución de la torta el 51% se lo llevan los medios digitales. A eso agrégale que la última vez que TVN alcanzó la primera sintonía fue en 2010. 2011 y 2012 segundos, 2013 terceros, 2014 al 2023 cuartos, salvo el 2021 que fuimos terceros.
Al funcionar sobre el avisaje, obviamente que, si te baja la sintonía, hay menos avisaje. Los costos los puedes reducir, pero siempre son más altos que los ingresos.

¿Problema editorial?

También, claro. Pero, además en la tv pública, como en todos los otros canales, sus principales ingresos están en el matinal y en el noticiario central. Pero a diferencia del canal de Luksic o de Heller, nuestro noticiero central tiene todos los ojos puestos: el parlamento, los partidos, las instituciones, entonces el esfuerzo por garantizar pluralidad te lo da el gobierno corporativo y el día a día.
Un ejemplo bien concreto. El documental La Memoria Infinita, muy elogiado y premiado en el mundo, nominada a los Premios

Oscar, incluso. La dimos, marcamos 2 puntos. Y en el canal del lado un gallo bailando, 10 puntos. Y más allá, un tipo comiendo, 12 puntos. ¿Qué hacemos entonces? Tenemos que transmitirla, pero hay que tener conciencia que el avisaje va para donde el tipo baila y donde el tipo come.

En TVN para mejorar el acceso al noticiario, trabajaron un programa argentino donde un compadre se cae. En consecuencia, el desafío es que aquellos que están mirando cómo se cae el tipo, no cambien de canal. O míralo al revés, las teleseries de Mega son tan buenas que las noticias de Mega están en el primer lugar, lejos. La gente ve la teleserie, comen algo y queda la teleserie andando, entonces la gente se informa por Mega.

Las teleseries del área dramática de TVN también fueron muy buenas; producciones memorables, que asuminos, reportaban muchísimo interés para el avisaje.

Claro, pero ya no existe esa área dramática. Acuérdense que le pidieron la renuncia a Vicente Sabatini. Un presidente del directorio estimó que Sabatini ganaba mucha plata, no se dio cuenta que lo que pagaba era el 5% de lo que entraba. Una lástima.

Ahora, Piñera ordenó varias cosas, con parlamento incluido. US$22,3 millones para reforzar los nuevos centros regionales, eso les gusto a los parlamentarios por razones obvias. Y se equipó completo, todo nuevo. Esa plata además sirvió para que TVN cubriera todo el país en el ensamble de lo analógico a lo digital, completo. Y otros US$16 millones para crear el Canal Infantil Cultural, que le compite a Disney.
Se deben estudiar muy bien las audiencias, los públicos. Por ejemplo, al público femenino C3,
D y E, les colocas La Jueza ¡y listo! O La Doctora Polo incluso, y ya está, marcaste. Pero la diferencia es que en TVN debemos comunicar la información de las instituciones, de los actores sociales, haya o no haya rating.

SEGURIDAD: LOS ROLES Y LOS PENDIENTES.

A partir de los últimos acontecimientos delictuales en el país… Secuestro y asesinato del militar venezolano, operaciones de bandas extranjeras de narcotráfico y extorsión, sicariato, y un largo etc. Como ex ministro de Defensa, ¿considera que el rol de los aparatos de Seguridad o Inteligencia del Estado están en jaque?
A ver. Ocurre que la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI) es hija de su historia. Cuando se legisló sobre la ANI, una parte de los legisladores no querían por ningún motivo una segunda CNI. Entonces, a medida que pasa el tiempo, tienes que ir colocándote al nivel de Europa donde hay operadores, informantes, agentes encubiertos, operativos, etc. Pero, a partir de nuestra historia reciente, está siempre presente el temor de que esto tome ribetes, similitudes, con lo que fue la CNI. Además, existe un tema corporativo, cada institución se guarda parte la información, no coloca toda la información sobre la mesa. Es un temazo.

Un temazo que está impactando en la ciudadanía.
Exactamente.

Entonces “la pega” no se está haciendo, pues Francisco. No, sí se hace, pero hay que mejorarla. Toda la información de las FFAA, que se llama residual, porque es el contraespionaje… Mira, Carabineros y la PDI tienen muy buenos equipos. Mira lo que pasó con la PDI en los años 90’, era un desastre, hoy es un lujo. Con los últimos escándalos, déjame decirte que bajaron 20 puntos, pero en 10 días los recuperaron. O sea, lo que no cachan los chilenos es que no hay otro lugar en el mundo en que la ciudadanía –con delincuencia y sin delincuencia– coloque la confianza en Carabineros y la PDI. Lo sorprendente es que los parlamentarios que le sacan la cresta a las policías, tienen 2% de confianza ciudadana. O sea, con el 2% de confianza ciudadana, critican a los que tienen 84%. La cueca en pelotas. Y lo más probable es que ellos no tengan idea esto que te estoy diciendo, pero bueno, si lo supieran tendrían que ir a una terapia.
Ocurre que falta decisión. En temas de seguridad, si tienes un tremendo problema, debes romper huevos. Y eso significa Estado de Sitio en la Macro Zona Sur y cerrar la frontera en el norte.

¿Usted lo haría, rompería huevos?

Obvio. Y claro, tienes otro problema, para ello requieres seis mil Carabineros más y mil PDI más, es decir, debes poner la platita donde pones la boca. Claro, eso demoraría cuatro o cinco años, salvo que recurras a otras opciones como recontratar unos dos mil Carabineros en retiro.

Complejo panorama…

Lo que pasa es que es un tema comunicacional y un tema de eficiencia. Tú tienes que darle tranquilidad a esta población que se siente insegura, ¿y cómo la tranquilizas? Con más Carabineros en la calle. Pero con más contingente en la calle, tienes que mejorar la gestión de esa policía, además de incrementar la dotación.
Este gobierno es increíble. Es el que más legislación tiene desde el año 90` al respecto, es el que más presupuesto tiene para Carabineros y la PDI. Te pongo un ejemplo, en los dos años de este gobierno se han adquirido 2200 patrullas y faltan 2 mil que deben llegar antes del 2026. Ósea, nunca en la historia de Chile un gobierno equipó a Carabineros como éste. Entonces, si esto es así, ¿qué te falta? Comunicarlo pues.

EL CHILE QUE VIENE

En todo este panorama, ¿cómo ve a Chile en las próximas elecciones presidenciales?

Si la elección fuese el domingo, la presidenta sería Evelyn Matthei, pero como quedan dos años… Si me hubieras preguntado el 2020, la segunda vuelta era entre Jadue y Lavín, y finalmente fue entre Boric y Kast. Ahora, en segunda vuelta también, si no tira para arriba Carolina Toha –Camila Vallejo imposible– va a ser Michelle Bachelet como reserva, no porque ella quiera, sino como reserva. Pero agrégale que el 27 de octubre en la noche habrá tres nuevos candidatos presidenciales en Chile: Marcela Cubillos (que va a sacar el 80-85% en Las Condes); Tomás Vodanovic (alcalde de Maipú) y Claudio Orrego (quien va a sacar el 50% de los votos de 4 millones de electores).

Y analizando el pasado político más o menos reciente, ¿qué factor fue preponderante para que el proyecto de la Nueva Mayoría fracasara? En el escenario político actual, ¿es viable una rearticulación de este sector?

Lo que pasa es que nosotros nos desfondamos por la izquierda. Nos desfondamos el 2009. Ha cambiado la correlación de fuerzas, la única posibilidad de ganar es una combinación con hegemonía del socialismo democrático, pero existe el Frente Amplio y el Partido Comunista, este último poseedor de la mayor cantidad de votos de en la coalición de gobierno. Entonces, el espacio del socialismo democrático –que está muy débil– hay que construirlo y al final podrías hacer una combinación socialismo democrático y social cristianismo progresista, que es lo que queda de la Democracia Cristiana.

Muy debilitado por cierto…

Obvio. Pero ojo, la DC se despejó –por así decirlo– de su ala derechista. Cortázar, Arellano, Mariana Aylwin, etc. Bueno, y además fijate que de los ocho diputados democratacristianos quedan cinco, y los tres se fueron para el otro lado. ¿Qué tal?

¿Usted sigue militando en el PPD?

Yo sigo militando, nunca he dejado de militar. Fíjate que el PPD llegó a tener desde su inscripción en el 87’, 110 mil firmas. Luego vino el re fichaje y nos quedamos con 34 mil militantes. Y hoy día quedan 27 mil, que es otra ficción porque el Partido De la Gente tiene 45 mil y los comunistas 46 mil. La cifra de los comunistas es más cercana a la realidad, pero mira el Partido De la Gente, eligió seis diputados, ahora queda uno, y después nos preguntamos ¿por qué los políticos tienen el 2% de confianza ciudadana? Mira este hombre que es Vicepresidente de la Cámara de Diputados, que fue elegido como RN y después
lo echaron del PDG, Gaspar Rivas, “el Sheriff”.
Otro ejemplo. A mí me gustan los ejemplos. El jefe de bancada de los diputados PPD, el diputado Jaime Araya… lo entrevistaron hace unas semanas en un diario, y le preguntaron “y usted, como PPD qué opina de…” Y respondió “No, yo soy independiente…” Cáchate pues, ¡el jefe de bancada!

Para finalizar, destacamos su prodigiosa capacidad para recordar hitos y fechas. Y ni hablar de su inclinación pedagógica por el ejemplo.

Sí pues. Y para fumar, te faltó mencionar (ríe). Buena memoria no más, la obsesión por estudiar y la docencia. Recuerda que soy profesor, hago clases permanentemente. Desde 1979 nunca he dejado de hacer clases. Durante los años que estuve en La Moneda me las arreglé para hacer post grado, pregrado era imposible, entonces la comunicación en Palacio me salía fácil, porque era una especie de clase chica frente a los periodistas.

Posts Relacionados

Pablo Cárdenas, La Arquitectura: Ejercicio cómplice y colectivo

Editor Peperina

Tomislav Lokvicic: Un chileno en la guía Michellin 2023

Editor Peperina

Labios de invierno… Ni tan invierno

Editor Peperina
Cargando...