Peperina
Gastronomía Panoramas Turismo

MANAROLA CAFFÉ: SABORES AUTÉNTICOS, SORBOS CON HISTORIA

Un rincón acogedor en el citadino corazón de San Fernando, donde el café es simplemente la excusa perfecta para reunirse y encantar a cualquier paladar. Un espacio que invita a sumergirse en una experiencia diferente, donde se fusionan el presente y algunas huellas dejadas por el tiempo.
 
POR CRISTINA ÁLVAREZ G.
FOTOGRAFÍA CLAUDIA MATURANA N.
 
Disfrutar de un café es más que una simple rutina. Para quienes se declaran sus amantes es casi un ritual, la promesa de un despertar progresivo previo al comienzo del día. El compañero perfecto durante la espera, o simplemente, en aquellos momentos de placeres cotidianos.
 
En ello, Marcelo Ramírez Zúñiga -heredero de una reconocida tradición familiar forjada en el comercio de San Fernando- ha querido enfocar su nuevo emprendimiento. Manarola Caffé, está ubicado en pleno centro, muy cerca de la Plazuela Manuel Rodríguez y a pasos de Tienda Bisonte, casi como un refugio que disuade al visitante del bullicio habitual, naciendo en la idea de trascender al mero acto de servir un café.
 
Al traspasar sus puertas, se despierta la curiosidad por cada una de las historias que allí se respiran, partiendo en su propia marca. “Cuando tramitábamos la nacionalidad italiana para mis hijos, el nombre Giobatta Celsi Bonfiglio apareció varias veces. Era su tatarabuelo, uno de los primeros Celsi en instalarse en San Fernando y que luego fue conocido como el dueño de la fábrica de Cecinas Comunidad Juan Celsi. Cuando descubrí que vivía en Manarola –pueblito antiguo y turístico ubicado sobre el Mar de Liguria, parte del grupo de pueblos costeros que son Patrimonio de la Humanidad denominados Cinque Terre–; supe que ese debía ser el nombre para el caffé”.
 
Aquí el cliente no sólo disfruta de un variado despliegue de aromas y sabores, también se conecta con recuerdos que empapan las paredes y fluyen con cada sorbo. En sus recovecos se aprecia el sello que Marcelo ha querido impregnar, con un diseño singular basado en mobiliario e infraestructura reutilizada o construida por él mismo. La ambientación es un tránsito a los recuerdos del San Fernando antiguo, rescatando objetos únicos de historia centenaria, otrora propiedad de conocidos personajes y lugares de la ciudad. “Aquí encuentras cosas que junté por años y hoy les encontré un sentido. Por ejemplo, la pesa que usaban en la confitería del antiguo cine municipal. También, el dispensador de aceite con el que vendían a granel en el Supermercado La Veguita. En la pared hay radios de más de 100 años, que fueron del conocido dentista Humberto Tramón. Asimismo, tengo una plancha a carbón que se usó en nuestra Sastrería Ramírez”, cuenta Marcelo.
 
 
AQUÍ EL CLIENTE NO SÓLO DISFRUTA DE UN VARIADO DESPLIEGUE DE AROMAS Y SABORES, TAMBIÉN SE CONECTA CON RECUERDOS QUE EMPAPAN LAS PAREDES Y FLUYEN CON CADA SORBO.
 
PONER A SAN FERNANDO EN EL ESCENARIO TURÍSTICO
 
En Manarola Caffé todo está enfocado en una atención muy personalizada. Usan un café de origen en formatos molido y de grano, principalmente de variedad arábica, dedicándose en la preparación correcta y en buenos tiempos de servicio. Todo ello, junto al despliegue de una carta de elaboraciones que Marcelo ha definido desde su gran pasión por la cocina, por su bagaje cultural adquirido en sus viajes y su experiencia viviendo en el extranjero.
 
Entre ellas, una línea de sándwiches en pan ciabatta donde dialogan ingredientes como rúcula, jamón  serrano, queso filadelfia y salame. “Además, desarrollaremos preparaciones inspirados en la tradición de la fiambrería de los Celsi en San Fernando, rescatando recetas como una mortadela que lleva pistachos, muy típica italiana”, adelanta Ramírez.
 
Otro destacado en la carta es Manarola, sándwich cuyo protagonista es una exquisita mechada de la casa, junto a tomate, mix verde, ricota, mayo y salsa verde. También la Torta Mexicana, preparación que reúne los sabores de la carne de puerco estilo Tex–Mex, queso, tomate, rúcula y BBQ. Prontamente lanzarán nuevas alternativas para su repertorio, donde “habrá más sabores mexicanos, como el salmón Tenochtitlán, un aperitivo donde el pescado va crudo y lleva aceite de sésamo, además de salsas. Agregaremos más tablas,
tacos, quesadillas y platos principales como pastel de choclo y la paella. Habrá mucha diversidad, donde cada producto tendrá un toque distinto”, agrega.
 
El lugar cuenta con espacios para eventos especiales, teniendo capacidad en su salón central hasta para 45 personas, todos con acceso a wifi y cómodas instalaciones para quienes deseen conectarse y trabajar. “Tenemos una sala que usamos como comedor hasta con 38 asientos. Estamos tramitando permisos para ofrecer nuestra variedad en pizzas, disfruten un entretenido karaoke, música en vivo, además de una amplia terraza para sunsets”, indica su dueño.
 
En Manarola Caffé la invitación es a hacer una pausa y saborear tradiciones que perduran. “Queremos que nuestros clientes se vayan contentos con nuestra experiencia. Estamos haciendo mejoras para recibirlos a todos, pues queremos ser un verdadero punto de encuentro, una alternativa diferente que esté en el radar del público local, y en especial, ser un imperdible del turismo en San Fernando”, subraya Ramírez.
 
 
DATOS DE CONTACTO:
Dirección: Manuel Rodríguez #734, 2° piso. San Fernando
Horarios: Lunes a viernes de 9:00 a 14:00 hrs. | 17.30 a 20.30 hrs.
Sábado de 10:00 a 14:00 hrs.
Reservas: +569 3619 6433

Posts Relacionados

Matías Donoso Soto: Un santacruzano en la cocina de New York

Sebastián Pino

EMPORIO COCINA A GRANEL: LA NECESARIA VUELTA A LA ALIMENTACIÓN SALUDABLE

Sebastián Pino

Chile se muestra al mundo como un destino ideal para el enoturismo

Editor Peperina
Cargando...