Peperina
Belleza Tendencias

CLÍNICA DEL DR. JOSÉ OYARCE D.: RINOMODELACIÓN: DECISIÓN INFORMADA

La actual tendencia de estética facial creciente en nuestro país, hace referencia con exaltar algunos rasgos y corregir suavemente algunas imperfecciones. Dentro de este ámbito surge este tratamiento como una posibilidad, erróneamente considerada simple y rápida por muchos.
La experiencia de profesionales especialistas en Cirugía Facial y de Medicina Estética, coinciden en el peligroso aumento exponencial de correcciones de nariz, mediante materiales de relleno, fundamentalmente Ácido Hialurónico. Dichos profesionales, advierten de los graves daños y deformaciones provocadas por técnicas poco depuradas y mal indicadas. Es más, pregonar la “facilidad” de poner materiales de relleno, a un bajo costo económico, se ha convertido en uno de los procedimientos mayor demanda por los pacientes.
La literatura científica y los actuales estudios, detallan cómo los materiales de relleno –que aparentemente son inocuos y debiesen desaparecer en su totalidad con el correr de los meses desde su aplicación–, actúan de formas muy poco predecibles. Se señala de la migración de dichos rellenos a otras partes blandas, la concentración del material en la “punta” de la nariz que da un indeseado aspecto circular, grueso y en ocasiones “una sombra transparente” que podría llegar a generar el “efecto Tyndall”. Por cierto, muy poco de lo señalado al respecto es de conocimiento de estos profesionales que se están adentrando en el mundo de la Estética Facial al momento de realizar dicha técnica.
A todo lo anterior, se suma la poca destreza y el desconocimiento del área a intervenir, lo que podría provocar un daño aún más grave e irreversible: la necrosis o muerte de algún sector cercano, producto de no advertir la compresión de algún vaso sanguíneo por el exceso de material o inadvertidamente el ingreso de éste, creando un embolo con consecuencias gravísimas. Se describe la ceguera permanente e incluso la muerte del paciente. Sin intenciones de alarmar, pero informando adecuadamente, se recomienda que dichos procedimientos sean realizados con un profesional adecuado, en un lugar correcto (sala de procedimientos) y, obviamente, informado de los riesgos reales que tienen estas intervenciones.
Cuando el paciente elige realizar su cirugía de corrección nasal, aparece nuevamente el fantasma de los rellenos. Se ha descrito la aparición de tejido fibroso en zonas de normal tejido conectivo, la cicatrización se describe incierta y, por ende, el resultado final será poco predecible. Según este análisis, es recomendable sólo pequeños aportes, por única vez y en lugares menos sensibles a la posterior cirugía, sólo con el afán
de vislumbrar temporalmente los resultados de una próxima intervención quirúrgica remodeladora o correctiva. Los cirujanos hacen hincapié en evitar los rellenos cuando se programa una futura corrección permanente.
Existen además formas correctivas que requieren mayor destreza del profesional y un conocimiento más profundo de la anatomía del sector. En estas técnicas se incorporan el uso de elementos como los hilos de PDO, nylon, etc. Tales sistemas implican el uso de mayor envergadura de instrumental y materiales. En el tiempo, se han ido depurando los usos y las indicaciones, representando una mejor alternativa para
los nuevos pacientes.
Finalmente, cada caso necesita su propia terapia. Como en todo lo que involucra la salud de los pacientes, no se puede aplicar una visión comercial. Se deberá desconfiar de los ofertones, ya que un tratamiento serio y responsable, no puede tener el carácter de “promoción económica”, es antiética tal postura. El profesional tiene el deber de conocer los riesgos, evolución y complicaciones de la terapia. Una corrección o mejora estética involucra además un sinnúmero de efectos psicológicos.
En actual etapa de tratamientos estéticos impartidos en la Clínica del Dr. José Oyarce intentan eliminar los excesos de materiales y buscar mejores soluciones que apunten a la permanencia natural y sutil de los cambios. Regidos por su axioma “Menos es más”, mantienen su objetivo profesional de continuar perfeccionándose mediante el estudio de los nuevos y mejores tratamientos disponibles.
SIN INTENCIONES DE ALARMAR, PERO INFORMANDO ADECUADAMENTE, SE RECOMIENDA QUE DICHOS
PROCEDIMIENTOS SEAN REALIZADOS CON UN PROFESIONAL ADECUADO, EN UN LUGAR CORRECTO.
DATOS DE CONTACTO
Dirección: Cardenal Caro nº 456, San Fernando | Teléfonos: 722 754 242 / +569 66278044
Dirección: Av. Horacio Aránguiz 1134, San Vicente de TT | Teléfono: 722 57019

Posts Relacionados

SARGENT AGRÍCOLA: MAQUINARIA PARA EL FUTURO

Sebastián Pino

Primer Aniversario Casa Ommi: Sabores Con Memoria

Sebastián Pino

Matías Donoso Soto: Un santacruzano en la cocina de New York

Sebastián Pino
Cargando...